El gran embalador de la Vuelta es Matteo Trentin (Quick-Step Floors), quien levantó los brazos por tercera vez como ganador en la decimotercera etapa, disputada entre Coín (Málaga) y Tomares (Sevilla), de 198,4 kilómetros, jornada de transición en la que el británico Chris Froome (Sky) mantuvo la camiseta de líder.

Luego de la etapa Trentin manifestó: «Ha sido la victoria más difícil hasta ahora, porque la primera en Tarragona tuve la suerte de meterme en la escapada aunque me costó mucho trabajado conseguirlo. La más fácil fue en Alhama de Murcia».

Una etapa de transición donde los favoritos entraron delante, atentos a los cortes, con el mismo tiempo de Trentin, a excepción de David de la Cruz (Quick-Step Floors), cuyo despiste le costó 7 segundos que lo relegan del cuarto al quinto puesto de la general, a 2 minutos y 23 segundos de Froome.

Este sábado se disputa la decimocuarta etapa, entre Écija y La Pandera, de 175 kilómetros, cita clave con un trayecto que incluye tres puertos. Un día para que los favoritos muevan la general.

Miguel Cote – CM&