En 2016 madrugó a trabajar y competir el bogotano Miguel Ángel Rodríguez, cuya meta para este año será mantener un lugar entre los cinco primeros del ranking mundial de squash.