El ciclismo mundial vuelve a estar de luto, y esta vez por la trágica muerte del italiano Michele Scarponi, líder del equipo Astana y quien fue atropellado por un camión mientras entrenaba en Ancona, centro de Italia.

La gran ilusión de Scarponi, de 37 años, era buscar desde el 5 de mayo su segundo título en el Giro de Italia, el que ganó en 2011 gracias al doping que le fue encontrado al español Alberto Contador.