Nairo Quintana volvió a ser el hombre de las nieves. En el último kilómetro del difícil ascenso al alto del Acebo, lanzó el ataque que le permitió quedarse con la segunda etapa de la vuelta a Asturias.

La vuelta terminará mañana con dos premios de montaña, uno de ellos de segunda categoría a sólo ocho kilómetros de la meta, donde Nairo aspira a lanzar un nuevo ataque que le permita descontar los siete segundos que lo separan del título.