Nairo Quintana, el pasado 17 de agosto, fue descalificado del Tour de Francia 2022, después de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) anunciara que dio positivo en un control antidopaje, en el que se le ha detectado tramadol.

A raíz de este evento, la manager del deportista, ha publicado un comunicado explicando la situación y dando las razones de por qué no se trata de un dopaje.

Le puede interesar: “Es la broma más grande en la historia del club”: exjugador de Al-Rayyan apunta contra James Rodríguez

Primero, el comunicado aclara que como tal no se trata de un caso de dopaje como lo anunció la UCI, pues el contexto del dopaje, habla de consumo de sustancias para mejorar un resultado deportivo.

Confirmó también que Nairo en ningún momento fue suspendido, si no que el mismo se dio de baja de la vuelta “convencido de su inocencia”

“Nuestro corredor insignia del país no ha sido suspendido y, por el contrario, él mismo, convencido de su inocencia, se bajó de la Vuelta a España para asumir su defensa”.

Por otra parte, también se abordó el camino legal que se tomará tras las medidas que pueden tomar en contra del deportista, si se deja se siga pensando que fue dopaje.

Según el comunicado, un grupo de abogados en Italia y Colombia encabezan la defensa del corredor y se enfocarán en dos ámbitos, el científico, que demostrará que Nairo Quintana no consumió esta sustancia; y el jurídico, que buscará tumbar una sanción a todas luces desproporcionada e injusta.