Partió a territorio europeo Nairo Quintana, quien vuelve a tener como gran meta para esta temporada el podio final del tour de Francia.

A Nairo no le preocupa la presión que puede llegar a sentir por ser considerado uno de los más firmes candidatos a ganar la carrera por etapas más importante del mundo.