Hacia las 5:00 de la tarde y desde París, donde permanece desde el pasado sábado, Nairo Quintana confirmó el allanamiento a su habitación y la razón de las sospechas en su contra.

«Las autoridades ingresaron a mi habitación e incautaron suplementos vitamínicos perfectamente legales, aunque quizá no familiares para las autoridades francesas», indicó el ciclista boyacense.

Después de que ayer el Arkea afirmara que los dos arrestados en el caso no son empleados del equipo, Nairo hizo la siguiente aclaración.

«Durante el reciente Tour o durante cualquier otra carrera previa, jamás he consultado auxiliares o personal extraño al equipo», aseguró Quintana.

Confirmando que nunca le ha escondido nada al Arkea, Quintana negó tajantemente cualquier hecho que lo involucre con dopaje.

Publicidad

«Jamás he utilizado sustancias dopantes y no se encontró ninguna sustancia ilegal en la investigación policial», manifestó el ciclista del Arkea – Simic.

Nairo Quintana reveló que este martes por segundo día consecutivo compareció de manera voluntaria ante la Fiscalía, pero aclaró que no ha sido objeto de acusación alguna por parte de las autoridades francesas.

Esta es la comunicación emitida por el ciclista: