Nairo Quintana soportó la lluvia y los ataques en la penúltima y definitiva etapa del tour de Romandía, y mañana buscará coronarse campeón partiendo con una ventaja de 19 segundos sobre el francés Thibaut Piñot.