El argentino Néstor Lorenzo aseguró este martes que su “filosofía” como nuevo seleccionador de Colombia es “respetar la esencia” del fútbol del país andino, al que llega para reemplazar a Reinaldo Rueda, que dejó el cargo tras no clasificar al Mundial de Catar 2022.

“Mi filosofía es respetar la esencia del fútbol colombiano, el buen juego, tener una mentalidad ganadora, no sentirse menos que nadie y salir a ganar en cualquier lado y con un fútbol un poco más agresivo e intenso”, expresó el técnico de 56 años durante su presentación en Bogotá.

Le puede interesar: Australia derrota a Perú, y clasifica al mundial de Qatar 2022

El nuevo seleccionador de Colombia también habló sobre “los sistemas” flexibles que implementará, pero que partirán del “4-3-3”, que “es una manera de ocupar bien todos los espacios de la cancha”.

“A partir de ahí se puede variar o flexibilizar a partir del plan de partido”, explicó.

Igualmente, dijo que durante estos días está trabajando con su equipo sobre “la logística, el seguimiento de jugadores, a la informática, a los datos”.

Le puede interesar: ¡Orgullo colombiano! Sara Vargas gana oro en competencia de natación paralímpica

También habló sobre el recambio generacional y dijo que hay experimentados -como Falcao García, James Rodríguez, David Ospina o Juan Guillermo Cuadrado- que todavía “tienen mucho por dar”.

“Son jugadores que tienen la responsabilidad de liderar un proyecto a futuro y de asegurar que los jugadores jóvenes se consoliden en un ámbito favorable, no que los jóvenes vengan a salvar los problemas, sino que vengan y se adapten y ese cambio sea completamente natural”, expresó.

Por otro lado, el director técnico habló además de sus planes para la selección, sobre algunos casos concretos como el de James Rodríguez.

“Me preocupa que James recupere la actividad y juegue, pero no por él en sí, no va a dejar de ser mejor jugador porque deje de jugar dos o tres meses. Es un jugador con una categoría especial, estará siempre en el ámbito de la Selección”.

Agregó: “El recambio generacional fracasa cuando no hay resultados porque falta la confianza. Hay que generar confianza, hay que trabajar mucho, con humildad y de esa manera los chicos se van a ir consolidando, van a llegar a una Copa América o a un Mundial con 15 o 20 partidos en su haber. Eso se hace formando un grupo muy fuerte”.