Atrapar 68 pelotas de béisbol en un minuto llevó al niño bogotano de nueve años Rafael Gómez a recibir la certificación del récord Guiness.