Juan Pablo Rojas es un pequeño de 9 años quien diariamente entrena clavados en las turbulentas aguas del río Manacacías, en Puerto Gaitán, Meta. Pues hoy fue la gran figura del campeonato nacional infantil que se realizó en Bogotá.

Estos niños poco a poco se han especializado en los clavados.

A pesar de tener siete, ocho y nueve años, su técnica ya es sobresaliente.

La principal característica es que les fascine este deporte y no le teman a las alturas.

“Yo no le tengo miedo. Me gusta”

Aunque pareciera difícil de comprender, el clavado más difícil, es el trampolín de un metro.

“Fui aprendiendo. No estaba asustada”

Pero en los demás de tres, cinco, siete y diez metros son los que más disfrutan

Especialmente Juan Pablo Rojas, un niño que viene de Villavicencio y que entrena en los ríos del Departamento del Meta.

«A los cinco años salté del río Manacaías»

Con muy poca práctica porque no tiene una piscina adecuada, dio una lección en la plataforma de 10 metros.