En el campeonato colombiano el Boyacá-Chicó sueña con jugar su primera final. Cuatro puntos en las primeras dos jornadas tienen tan optimista y confiado al equipo de Eduardo Pimentel, quien hoy se olvidó del fútbol y se dedicó a su otra pasión, El póker…

Eduardo Pimentel es conocido por su fuerte carácter,  ese que lo hizo celebre en las canchas de fútbol primero como jugador y luego como técnico.

El hoy presidente del Boyacá Chico volvió a competir,  ya no en un campo de futbol, sino en una mesa de póker.

“Toda la vida yo soy de casinos, toda la vida desde muy pequeño y la verdad cuando el póker salió pues es una distracción de todo el stress que guarda el fútbol”

En medio de ases, reinas, tréboles y picas, Pimentel deja sus airados reclamos y los cambia por una concentración total.

“No, no, no… uno en la mesa tiene que ser un caballero completo uno viene a jugar relajado tampoco viene a jugar ni la comida ni mucho menos”

Pimentel considera que el Chicó tiene ahora en los cuadrangulares finales, un póker completo para conseguir su primer titulo en el campeonato colombiano.

“Nosotros tenemos póker, si, ya tenemos póker y hay que ir a pelear la final con los mismo argumentos con los que peleamos aquí con las fichas”

Normalmente Pimentel juega al póker una o dos veces al mes en competencias nacionales  y está listo para ver como su equipo el Chicó, demuestra sus ases en los cuadrangulares finales del futbol de nuestro país.