Pero Colombia no solo celebro con el equipo de Pekerman, también estuvo pendiente de lo que hacía Costa Rica, la selección dirigida por Pinto que termino entre los 8 mejores.