Regresó la selección sub-20 cargando el peso de la peor actuación en el hexagonal final del suramericano en Ecuador, en el que perdimos tres partidos, empatamos dos y fuimos últimos.