Después de no participar durante seis años en la copa profesional de baloncesto por problemas económicos, el quinteto de Norte de Santander, regresó para ser campeón.

Y el éxito se debió al poste norteamericano de 2 con 11 de estatura, Carlos Rogers, quien jugó ocho temporadas en la NBA, convirtió un total de 2.996 puntos en el campeonato  y fue vital en los rebotes con el conjunto motilón.

El director técnico del equipo fue el puertorriqueño, Julio Toro, un veterano de la guerra del Vietnam, quien recibió dos distinciones por su valor y quien en su país ganó 11 títulos de 17 finales.

Por el lado colombiano, Edgar Moreno, se convirtió en el mejor anotador de su equipo y volvió a celebrar.

Seis mil personas celebraron con la victoria de Norte 83-65 sobre Búcaros, que le dio el título al equipo de Cúcuta después de ganar la serie 4-1.