Por primera vez la selección de mayores de Portugal levantó un trofeo y fue nada menos que el de la Eurocopa de naciones que le arrebató a Francia en el minuto 109 cuando un gol de Éder silenció el Stade de France. Portugal jugó desde el minuto 25 sin su máxima estrella, Cristiano Ronaldo, quien sufrió una lesión en su rodilla izquierda. El arquero Rui Patricio y Éder, autor del único gol, fueron las grandes figuras en el campeón.