17/10/2017

25 mil personas asistieron al encuentro entre el Once Caldas y el Atlético Nacional, el primer Clásico de Convivencia que permitió el ingreso de las barras del equipo verdolaga al estadio del blanco-blanco. El plan piloto arrojó resultados positivos y sin personas lesionadas por hechos de violencia entre las barras.  

Fueron 105 buses los que arribaron al Estadio Palogrande de Manizales y se desplazaron, principalmente de las ciudades de Medellín y Bucaramanga, con hinchas del Nacional, de manera controlada y con acompañamiento de la Policía.

El viceministro del Interior, Luis Ernesto Gómez, indicó que “hay que poner las cartas sobre la mesa. Si los hinchas no tienen el acompañamiento necesario de las autoridades a veces se desplazan de manera irregular y en condiciones inaceptables, ahí es donde se presentan los incidentes. En este primer Clásico de Convivencia no se presentó ninguno que no se pudiera controlar, gracias al compromiso de las barras, las autoridades y los clubes. Un trabajo al que invitó a unirse a los demás alcaldes del país, especialmente el de Barranquilla para que nos la juguemos el próximo fin de semana por la  convivencia en el fútbol”.

El alcalde de la ciudad, Octavio Cardona León, indicó que Clásicos de Convivencia es un ejercicio que se está haciendo de cara a la implementación del sistema biométrico de identificación, a las cámaras con reconocimiento facial y a la carnetización de los hinchas, porque el interés del gobierno nacional es que le reviva la fiesta de fútbol con las familias colombianas.

Los integrantes de las barras que podrán asistir a los próximos Clásicos de Convivencia deben ser mayores de edad y no tener antecedentes judiciales. La barra, a la que pertenecen,  no debe haber generado alteraciones de convivencia dentro y fuera de los estadios, ni en sus desplazamientos a partidos anteriores haber infringido las normas de la Ley Nacional de Transito.

Miguel Cote – CM&