Andy Murray cerró la temporada 2016 no solo como el campeón del torneo de maestros, sino como la raqueta número uno luego de vencer en la final de Londres a Novak Djokovic.