Según un peritaje forense, en el cuerpo de Diego Armando Maradona no se encontró alcohol o drogas ilegales cuando falleció el pasado 25 de noviembre.

Sin embargo, los estudios toxicológicos sí habrían detectado la presencia de psicofármacos.

Vea también: Primer pronunciamiento del general (r) Rodolfo Palomino tras la captura de su hermano

Los análisis se realizaron sobre hisopados nasales, sangre y orina del futbolista, arrojando resultados negativos en alcohol y estupefacientes, pero positivos en «venlafaxina, quetiapina, levetiracetam y naltrexona».

Según expertos, algunos de los psicofármacos encontrados son «arritmogénicos», es decir, que producen arritmia, y no sería conveniente ser usados en un paciente con una cardiopatía crónica como la que padecía Maradona.

Los psicofármacos encontrados en el cuerpo de Maradona, regularmente se usan para tratar la ansiedad, depresión y control de algunas adicciones.

Publicidad

Los medicamentos habrían sido prescritos por la psiquiatra Agustina Cosachov, pero el problema está en que esas drogas no aparecen relacionadas con el tratamiento de la cardiopatía severa que padecía Maradona desde hace años.

Por lo anterior, podría complicarse la situación procesal de Cosachov y del neurocirujano Leopoldo Luque, quien lo operó semanas antes del deceso por un hematoma subdural que tenía Maradona.

Le puede interesar: Ofrecen recompensa de $20 millones de pesos tras ataque a periodista judicial en Cali

Finalmente, la autopsia determinó que Maradona murió como consecuencia de un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada» y descubrieron en su corazón una «miocardiopatía dilatada».

Por último, los estudios complementarios revelaron múltiples problemas de salud, pero los fiscales quieren determinar si el deceso era evitable y si Maradona agonizó y nadie lo atendió, pudiendo evitar su fallecimiento.