Sentir de nuevo el viento en la cara le reafirmó al pedalista Rigoberto Urán que «el ciclismo es libertad», una dicha que volvió a experimentar con el regreso a la carretera después de pasar nueve semanas confinado por la pandemia del coronavirus.

Pleno se vio al subcampeón del Tour de Francia en 2017 sobre su bicicleta por las montañas de Medellín y del corregimiento de Santa Elena, en Antioquia, luego de cortar con los entrenamientos en rodillo y simulador para empezar al aire libre su preparación para las competencias.

«Fue algo muy lindo, la verdad, volver a la carretera. Hermoso, pero también un poco extraño. Se ve muy pocos carros y ciclistas», expresó a periodistas el ciclista del equipo EF Pro Cycling.

Para el deportista estar de nuevo en carretera es «una bendición» que «motiva y da felicidad» a los ciclistas profesionales después de días atípicos y las modificaciones en el calendario.

El Gobierno colombiano autorizó a 50 ciclistas, entre ellos Egan Bernal, Nairo Quintana y Fernando Gaviria, a entrenarse en carretera para que puedan prepararse para las carreras internacionales que disputarán en el segundo semestre como el Tour de Francia, el Giro de Italia y la Vuelta a España.

En sus primeros días fuera de casa, ‘Rigo’ detalló que su trabajo se enfocará en readaptarse a correr por las vías de su país y a «retomar confianza» después de un largo encierro.

El colombiano de 33 años, que será el líder del EF Education First en la ronda gala en la que estará acompañado por su compatriota Sergio Higuita, otro ‘escarabajo’ que se prepara en las montañas de Antioquia, opinó que el Tour tendrá un recorrido «duro» e «interesante», y consideró que septiembre es una «fecha buena para correr».