El suizo Roger Federer tiene previsto participar en la próxima edición del Abierto de Australia, y se lo ha confirmado ya al director ejecutivo de esta federación, Craig Tiley.

Así lo afirma el diario de Melbourne The Age, que añade además que la estadounidense Serena Williams también ha dicho sí al primer grande de la temporada, que se disputará con una cifra cercana al 50 por ciento del público en las gradas, debido a la pandemia.

«Roger (Federer) acaba de confirmar públicamente esta mañana que estará aquí, Serena Williams estará aquí tratando de conseguir el récord de Margaret Court, así que estamos ilusionados por los jugadores que competirán y también por lo que pondremos en práctica», dijo Tiley.

En la entrevista con The Age, Tiley asegura que entre el 25 y el 50 por ciento de las personas que habían asistido en años anteriores al evento podrían asistir al Abierto de Australia en enero, y que habría más tenis y más eventos que nunca antes en el verano austral.

Tiley aseguró que los jugadores/as deberán completar dos semanas de cuarentena en una burbuja, similar a la que los jugadores de la AFL de Melbourne han soportado en Queensland, en la que podrán entrenarse. «Hemos estado hablando con ellos (los jugadores) cada semana», dijo Tiley.

Publicidad

«Vamos a tener seis semanas de tenis. De hecho, tendremos más tenis, más eventos que nunca antes. Empezaremos a mediados de diciembre cuando todos los jugadores se entrenarán», comentó.