Del Ronaldinho, una gloria del fútbol que recibió el título de Mejor Jugador del Mundo FIFA en el 2004 y 2005 y fue el jugador mejor pagado en 2006 al recibir 23 millones de euros, ahora parece quedar muy poco por su más reciente crisis económica, al punto que hay medios que aseguran que está en bancarrota.

Pero ahora, a su déficit económico, ahora se suma que la justicia brasileña determinó la retención del pasaporte del exfutbolista y el de su hermano Roberto por no pagar unos 2,3 millones de dólares de multa por daño ambiental en la construcción de una propiedad al sur del país, informó el Tribunal.

Según revelan medios como Hola!, la multa se dio tras haber construido edificios de manera ilegal en el lago Guaíba en la zona sur de Porto Alegre, su ciudad natal. Específicamente hicieron un muelle para atracar barcos, canalizó más de cien metros de un riachuelo, construyó dos puentes y asfaltó una orilla del lago, sin los permisos necesarios.

https://www.instagram.com/p/Bp2FxaPBBcu/ 

Te puede interesar: Chris Froome confirma que participará en el Tour Colombia 2.1 del 2019

“Los sujetos responsables por la dilapidación del medio ambiente están esquivando hace mucho tiempo el cumplimiento de sus obligaciones legales, pese a tener medios para evitarlo y ser personas públicas, de alto poder adquisitivo”, argumentó el juez Newton Fabricio, relator del caso en el Tribunal de Justicia de Rio Grande do Sul, en su decisión del miércoles y difundida este viernes.

De acuerdo con medios locales, “A pesar de ser fotografiados frecuentemente, en diferentes lugares del mundo (…) curiosamente, en su país de origen poseen paradero incierto o no sabido”, escribió el juez en referencia al brasileño.

Una de las cosas insólitas que encontraron fue que cuando la Fiscalía intervino la cuenta bancaria, para sorpresa de muchos, el saldo era de solamente 24,63 reales brasileños (menos de seis euros).

Mira también: Nairo Quintana pide a Duque mayor control del dinero destinado al deporte

El diario O Estado de Sao Paulo reportó que un abogado criticó el viernes esta “medida arbitraria” tomada por el tribunal y anunció que recurrirá la decisión de inmediato, empleando todos los medios legales para evitar la retención de los pasaportes