Este joven barranquillero es la nueva generación del automovilismo colombiano y muy seguramente el próximo representante de nuestro país en la Fórmula 1, categoría a donde es su sueño llegar.

Nacido el 20 de noviembre de 2009; próximo a cumplir 12 años, se podría decir que prácticamente se encuentra radicado en Europa, donde compite en cuanta carrera o competencia de karts pueda.

La mayor parte del tiempo la ha pasado en los últimos meses en la pista de Lonato (Italia), donde se realiza el WSK italiano, un circuito ya conocido por el colombiano quien este año tomó la decisión de subir de categoría para participar en la OKJ (Junior).

En compañía de Freddy Cortes, su preparador, se encuentran desarrollando un proceso que ya viene dando sus frutos, Salim luego de largas jornadas de entrenamientos ya se encuentra en los tiempos de los primeros de la categoría, considerados figuras europeas y los próximos a ocupar los monoplazas en los equipos de la formula Europea o la F1.

El fin de semana anterior, tras estar en los tiempos de los líderes de la categoría un procedimiento de uno de los comisarios de grilla, dejó por fuera al colombiano de una de las series clasificatorias, pero sin duda y hasta la prensa local lo reseñaba, era uno de los candidatos para estar en el pódium, lugar muy conocido por el barranquillero.

 

Te puede interesar: La leyenda Kimi Raikkonen anuncia su retiro de la F1

 

Conoce la mayoría de circuitos de karts de Europa, cuenta con el don o el talento de saber asimilar de manera rápida los circuitos a donde llega a competir y cuando se presenta la lluvia no se queda atrás en los tiempos.

Conoce la pista de Genk (Bélgica); Varios de España, también estuvo en la pista de Le Mans (Francia); recientemente realizó un test en la pista de Kristiantad (Suecia) donde se disputará la final del ACADEMY TROHY FIA, del 2 al 5 de septiembre; esto hace que su nivel vaya en aumento y de ahí los resultados obtenidos.

De ascendencia libanesa hijo de Jalil Hanna y Maira Hernández; manifiesta ser más colombiano que la carimañola.

Llegaron al kartismo en 2016 cuando en el autódromo de Tocancipá al norte de la capital colombiana cuando un amigo de Jalil lo invita a llevar a su hijo, Salim a montar karts “para ver si le gustaba” y sí que le gustó a tal punto que hoy en día es una de las grandes promesas del Kartismo y el automovilismo colombiano.

 

Mira también: Falcao no va más con el Galatasaray y podría ir al Rayo Vallecano

 

Para su corta edad, quienes han tenido la oportunidad de compartir con él, lo definen como un excelente ser humano, espontaneo, sencillo, con una humildad que se refleja con sus ímpetus deportivos en la pista, ya acumula más de 10 poles en diferentes categorías y es muy natural verlo en el pódium no solo en el ámbito nacional, internacionalmente ya muchos lo referencian por sus capacidades en el manejo de su chasis.

Ocupó el 4to. lugar de la Grand finals Mini Rok Cup en el torneo Vortex.

Ha formado un gran equipo al lado de su preparador Freddy Cortes, nacido en Cajicá (Cundinamarca) y en la actualidad forma parte de su nuevo equipo el Ricky Flynn.

Su vida también cuenta con espacios para poder compartir tiempo en familia y como un joven de su edad compartir tiempo con sus amigos y primos.

Se esperaba que viniera al Panamericano de la categoría Rok Cup que se corrió en la pista del kartodromo Juan Pablo Montoya, colindante del Autódromo de Tocancipá, lamentablemente el calendario no se lo permitió, siendo una de las figuras ausentes en tan importante evento.

 

Mira además: Miles de personas firman petición para que James vuelva a la Selección Colombia

 

Obviamente Salim ha crecido en estatura y condiciones deportivas, en fotos se le ve más alto y acuerpado, con una mirada profunda y espontanea que refleja su madurez y avance en la vida.

El haber compartido aprendizaje con Juan Pablo Montoya, sin duda alguna ha marcado el progreso en su carrera deportiva.

Recuerdo todos y cada uno de sus consejos y sugerencias, ha sido un excelente instructor y es un gran amigo” manifiesta con orgullo este colombiano.

Atentos con este nombre Salim Hanna, quien sin duda alguna y acompañado de la profunda fe en Dios que sus padres profesan, pronto nos hará brotar lágrimas de emoción al ver el tricolor colombiano en lo más alto de los diferentes pódiums en las pistas más míticas de Kartismo.