El barranquillero Salim Hanna Hernández, con apenas 11 años de edad de descendencia libanesa, es una de las grandes promesas del kartismo y el automovilismo colombiano.

Y es que no es normal hoy en día, ver que niños de tan corta edad tengan un talento para un deporte como el kartismo, por ello varios especialistas en los deportes de motor afirman que: “El piloto nace y se perfecciona, no se hace”.

A su corta edad, ya acumula más de 10 pole position en diferentes categorías y varios podios en el ámbito nacional, por lo que en el exterior ya muchos lo referencian debido a sus capacidades en el manejo de su chasis.

Hernández ocupó el cuarto lugar de la Grand Finals Mini Rok Cup en el torneo Vortex.

Ha formado un gran equipo al lado de su preparador Freddy Cortes y en la actualidad forma parte del equipo Energy Corse SRL en el torneo WSK que se corrió en el circuito del Adria Raceway ubicado en la región de Veneto (Italia).

En esta competencia se ubicó primero, tercero y quinto, en las series clasificadoras y ocupó la posición número 12 en la final.

En el Florida Winter Tour (competencia muy importante en el kartismo de los Estados Unidos), ha ocupado en varias oportunidades podios y varias pole position.

Terminó tercero en el Mini Rok italiano de este año, y para la temporada 2021 planea subir de categoría Junior Rok con varias participaciones internacionales.