La campaña a la ‘no discriminación’ que se había planteado empezar en medio del mundial de Qatar, cayó tras completar conversaciones al respecto sobre el reglamento de la FIFA.

El organismo mundial desactivó el primer intento de gesto colectivo en favor de la inclusión, al comunicar la imposición de sanciones deportivas a las selecciones cuyos capitanes pretendían llevar el brazalete “One Love”, caso de Países Bajos, Inglaterra, Alemania, Dinamarca, Suiza y Gales.

Le puede interesar: A dos días del inicio del Mundial de Catar: cambian reglas y prohíben venta de alcohol en estadios

Se confirmó que ningún jugador puede mostrar mensajes políticos, religiosos o personales o lemas en cualquier idioma o forma en el uniforme.

“La FIFA ha sido muy clara al afirmar que impondrá sanciones deportivas si nuestros capitanes llevan los brazaletes en el terreno de juego“, explicaron, tras apuntar que estaban dispuestas “a pagar las multas que normalmente se aplican a las infracciones de la normativa sobre el equipamiento”, explicaron

Sin embargo, adelantarán la campaña ‘No Discrimination’ (No discriminación), prevista para los cuartos de final del Mundial de Catar, para que los 32 capitanes de las selecciones participantes puedan lucir este brazalete durante todo el torneo.

Le recomendamos leer: Temblor en Indonesia deja 55 muertos y cerca de 700 heridos

“La FIFA es una organización inclusiva que quiere poner el fútbol al servicio de la sociedad apoyando las buenas causas y las causas legítimas, si bien eso debe hacerse en el marco del reglamento de la competición, que es conocido por todos”, apunta el máximo organismo mundial

Finalmente, ante las especulaciones de que el suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA, “ha reiterado su apoyo a la comunidad LGBTQI+ durante la Copa Mundial”, se aclara que esa “no es la opinión del país y desde luego tampoco de la FIFA”

“He hablado de este tema con las más altas autoridades del país. Han confirmado, y yo puedo confirmar, que todos son bienvenidos. Si alguien dice lo contrario, esa no es la opinión del país y desde luego tampoco de la FIFA”, indicó el mandatario.