El líder del torneo, Independiente Santa Fe, visitará mañana al Once Caldas, con la misión no solo de conseguir un buen resultado, sino también de dejar una buena imagen como equipo.  Aunque el técnico Hernán Darío Gómez, por ahora, no tiene afán.

El Bolillo pide paciencia y tiempo para que su proceso agrade a los aficionados y a un sector de la prensa más allá de los buenos resultados que lo tienen como líder. Textualmente dijo que le gustaría trabajar quince años en Santa Fe, algo que en nuestro fútbol hasta ahora ha sido imposible.

Hernán Darío Gómez, intenta poco a poco darle una nueva cara a su Santa fe.

El líder campeonato espera seguir mejorando en casa del  Once Caldas, que ha ganado sus tres partidos como local.

Publicidad

En las últimas prácticas  los defensas fueron los más exigidos por el entrenador paisa.

Pero el Bolillo  no se ilusiona con el primer lugar, en la sexta fecha del campeonato.

Ante las críticas que recibe su Santa fe por la forma de juego, fue claro, solo necesita tiempo.    Tras dos meses de su regreso  en el país, ya tiene un diagnostico del torneo.

Ante el Caldas Hernán Darío, espera que el juego de su equipo mejore, para que los errores y las críticas desaparezcan.