Sari van Veenendaal, jugadora del Atlético Madrid, debió desplazarse hasta Milán para recibir el premio The Best como mejor guardameta de la temporada en una aerolínea de bajo costo.

La portera ‘colchonera’ fue la única de los invitados a la gala que se llevó acabo en Milán que debió viajar a Italia en un vuelo ‘low-cost’ de 133 euros. La Fifa, encargada de la organización del evento aclaró que puso a disposición de Van Veenendaal un tiquete de primera clase (980 euros) en un vuelo directo entre Madrid y Milán, pero la jugadora no pudo aprovecharlo.

Lee también: Complicada jornada para Daniel Martínez en prueba de CRI en Mundial de Ciclismo

Van Veenendaal tenía que entrenar con su equipo a la hora que el vuelo que había pagado la Fifa para llevarla a la ceremonia estaba programado. Por eso, el Atlético Madrid buscó una alternativa para que Sari lograra llegar a tiempo a Italia; el único que pudieron conseguir fue un vuelo en una aerolínea de bajo costo.

Según indicó el diario AS, Van Veenendaal ni siquiera puedo viajar directo entre Madrid y Milán y aterrizó en Bérgamo, una ciudad a 70 km. de la capital lombarda. Sin embargo, la Fifa había dispuesto el transporte terrestre para llevar a la jugadora a la ceremonia The Best.

Lee también: América pegó primero en la final femenina del fútbol colombiano

La directora del Atlétic Madrid, Lola Romero, le confirmó a AS la versión de la Fifa y aseguró que el ente efectivamente brindó todas las facilidades a la jugadora, pero debido a los tiempos del entrenamiento no hubo más alternativa que el viaje en un vuelo ‘low-cost’, mismo en el que ella viajó para acompañar a Van Veenendaal en la ceremonia.

Publicidad

El medio español aclara que la Fifa dispuso tiquetes de primera clase para todos los invitados en solitario al evento (980 euros cada uno). La organización también envió aviones privados para grupos más numerosos, como por ejemplo el caso de las jugadoras del Lyon y el PSG de Francia que compartieron el mismo vuelo con Kyllian Mbappé.

El tiquete de primera clase, tanto de Romero como Van Veenedaal fue utilizado finalmente para el regreso con el premio como mejor guardameta a España.