La Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) y los clubes de Liga Mayor decidieron este miércoles finalizar el torneo de clausura de El Salvador que estaba en la fase de cuartos de final, luego de la estampida que el sábado dejó 12 muertos en el estadio Cuscatlán.

“Hemos determinado dar por finalizado el campeonato nacional 2022-2023 de El Salvador”, decía el comunicado.

De esa forma el torneo de clausura solo alcanzó a cubrir los encuentros de ida de los cuartos de final del torneo.

“Esta medida se ha tomado de esta manera en atención a la gravedad de los hechos, y a la necesidad de garantizar las condiciones de seguridad de los escenarios deportivos”, precisaron las organizaciones deportivas.

La estampida se produjo el sábado en el encuentro de vuelta de los cuartos de final entre Alianza y FAS, el cual, según el reporte arbitral, fue suspendido al minuto 15 para atender a los aficionados afectados.

Aparte de los 12 fallecidos, dejó 500 atenciones médicas y 88 personas fueron hospitalizadas con diferentes traumatismos. La mayoría ya recibió el alta.

Con el apoyo y asesoría internacional de FIFA y Concacaf, las partes se comprometen a ejecutar mejores protocolos que brinden garantías para la tranquilidad de los aficionados y todos los involucrados en estos eventos.

¿Qué pasará con las competiciones internacionales?

Tras la decisión de finalizar el torneo, para poder determinar los tres clubes que representarán a El Salvador en el torneo internacional de la Concacaf, solicitarán al ente regional una modificación del criterio respectivo.

De esa forma la propuesta es que acudan el campeón y subcampeón del torneo Apertura 2022, que son los clubes FAS y Jocoro, respectivamente.

El tercer participante sería el Águila por ser el equipo con mayor cantidad de puntos en la temporada regular del torneo Apertura y Clausura 2022-2023.

La Fesfut aclara que la propuesta quedará pendiente a la aprobación de la Concacaf.