Se siguen conociendo detalles de la relación que sostenía el futbolista colombiano, Sebastián Villa, junto a su pareja, Daniela Cortés.

El diario Olé, uno de los más reconocidos en Argentina, tuvo acceso a la declaración que la mujer entregó a las autoridades tras un supuesto caso de agresión.

La joven paisa dio detalles sobre el inicio de la discusión que acabó en agresión, por lo que el jugador de Boca Juniors está siendo investigado.

«Todo comenzó el 26 de abril. Empezamos con discusiones normales de pareja. Él siempre tenía el vicio de informarles de nuestras discusiones a sus empresarios, aunque no sé con qué fin. Luego llamó a uno de ellos y el empresario le informó que no quería que yo siguiera en la casa, y que conseguiría un departamento para que alguno de los dos nos fuéramos. No sé en qué habrá quedado eso porque yo me fui a dormir», es como inicia la declaración de la joven.

Amenazas y agresión

Ante esto, afirmó que el volante amenazó a ella y su familia. «Los sicarios son personas que trabajan haciendo mal, que trabajan en bandas delincuenciales allá en la ciudad. Allí empezó a amenazar a mi familia y a amenazarme a mí con que, si yo no me iba de la casa, iba a atentar contra la vida de mis papás y especialmente contra mi hija. Mi familia está compuesta por mis dos padres, mi hermana mayor y mi hija de seis años, que no es hija de Sebastián», añade Daniela Cortés.

«Sebastián baja con las maletas y empieza a llamar a mi mamá delante de mí, y le dice que si yo no me voy de la casa él va a hacer algo contra la vida de ella, de mi papá y contra mi hija. Entonces mi mamá entra en desespero, esas acusaciones la desesperaron, es hipertensa. Mi hermana en ese momento le cuelga y empieza a hablar con Sebastián. Le cuelga y me empieza a agredir», luego de esto, la mujer asegura que inicia la agresión física.

«Me pega puños, patadas, me pega con el anillo de compromiso, generándome un chichón. Agarra mi pelo y me pega patadas en el abdomen, en los muslos y en la cadera. Me coge fuerte de los brazos, me tira al piso. Ahí me paro y salgo corriendo a la cocina. Y él empieza a llamar a su representante, a esperar la dirección del domicilio donde supuestamente se iba a hospedar, en un departamento», concluye.

La intervención de Juan Fernando Quintero

Danielaaseguró que tras esto, recibió una llamada del compañero de su pareja. «Recibo una llamada por WhatsApp por parte de Juan Fernando Quintero, para decirme que (Villa) se estaba hospedando en casa de él y que Sebastián había vuelto a mi casa en busca del pasaporte. Pedía que le abriera la puerta porque estaba acompañado de un primo, de un primo de Juanfer, que él (el primo) no iba a permitir que Sebastián me volviera a atacar, que yo lo dejara ingresar. Le abro la puerta con mucho temor, él ingresa con maltrato verbal diciendo ‘hija de puta’, que le devolviera su pasaporte, que no lo encontraba en el bolso, que lo tenía yo. Le dije que lo buscara, que yo no lo tenía. Él desordena casi toda la casa, tirando todo, y no encontró nada. Se va con rabia, porque no lo había encontrado», concluye.