Liverpool se consagró campeón de la Supercopa de Europa venciendo 5-4 al Chelsea en los penales.

El marcador lo abrió el francés Olivier Giroud a los 36 minutos del primer tiempo luego de una jugada individual y pase filtrado del estadounidense Christian Pulisic. El francés recibió en borde del área y remató de pierna zurda al palo contrario del portero Adrián que nada pudo hacer.

La igualdad del Liverpool llegaría en una jugada un tanto atropellada de Säido Mané. Fabinho metió la pelota al área para Firmino, que intentó tocar hacia un costado para habilitar al senegalés, pero se le quedó un tanto corta. Azpilicueta, que intentaba bloquear al brasileño, chocó con el arquero; Kepa intentó reaccionar y manotear la pelota, pero Mané, atropellando, se la llevó para marcar la igualdad.

Lee también: Selección Colombia ya está lista para el inicio del Tour de L’Avenir

Foto: Liverpool (@LFC)

El duelo de la final de la Supercopa de Europa debió definirse en el tiempo extra.

Mané volvió a aparecer en el inicio del primer periodo de la prórroga, anotando con un potente remate el 2-1 parcial a los 95 minutos de juego.

Lee también: El colombiano Einer Rubio, subcampeón del Giro de Italia Sub-23, llegará al Movistar Team para 2020

La ventaja duró escasos seis minutos antes de que Jorginho, de penal, anotara el empate. El italiano aprovechó que Adrián se jugó antes y pateó con mucha tranquilidad para convertir un penal, que dejó ciertas dudas en el público.

En los penales, por Liverpool anotaron Firmino, Fabinho, Origi, Alexander-Arnold y Salah, mientras que por Chelsea convirtieron Jorginho, Barkley, Mount y Emerson. El último cobro de Tammy Abraham fue atajado con facilidad por Adrián.

Liverpool logró su cuarta Supercopa de Europa luego de las conseguidas en 1977, 2001 y 2005; los ‘Reds’ habían perdido las ediciones de 1978 y 1984.