El portugués Andre Villas-Boas, entrenador del Shanghai SIPG, recibió una suspensión de ocho partidos por parte de la Federación China de Fútbol por haber «insultado» a un árbitro.

Villas-Boas también fue multado con 40.000 yuan (cerca de 5.000 euros) por haber insultado y hacer «gestos insultantes» a un árbitro en el partido contra el Beijing Guoan (1-0), el 22 de septiembre, según la federación.

Le puede interesar: Las palabras de Zidane sobre la lesión de Gareth Bale.

De esta forma Villas-Boas no podrá volver a dirigir esta temporada en el campeonato chino. Su equipo tiene cuatro puntos de ventaja con el Guangzhou Evergrande en la lucha por el título a cuatro jornadas del final.

Villas-Boas ya fue sancionado el martes por la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) con 14.000 dólares de multa por sus palabras «virulentas» hacia el árbitro y sus acusaciones al club rival Guangzhou Evergande, tras el partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones.

AFP