La Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá ratificó la nulidad del contrato de representación suscrito en 2011 entre el defensor de la Selección Colombia, Santiago Arias, y el empresario Arieh Guberek Grinberg.

El empresario pretendía que el actual jugador del Granada, le pagara 8 mil millones de pesos por el supuesto incumplimiento del contrato que firmaron cuando Arias jugaba en el Club Deportivo Equidad.

 

Le puede interesar: Todo por un like: Joven imprudente se salvó de morir haciendo video para redes sociales

 

El señor Guberek demandó a Arias pretendiendo que le pagara un porcentaje de todos sus traspasos y contratos, incluyendo su paso por clubes de Portugal, Holanda y su fichaje en el Atlético de Madrid que costó 20 millones de dólares.

El Tribunal consideró que el contrato, tal y como se firmó, estaba prohibido por la ley, pues Santiago Arias, a sus 19 años, no contó con la suficiente asesoría.