El nadador caleño de 29 años, Mauricio Fernández, es el dueño del nuevo récord mundial de 100 metros inmersión luego de bajar en una décima de segundo la marca que tenía un ruso desde hacía 15 años.