La corredora de 100 metros vallas Lina Flórez espera su turno para entrar en acción en los Juegos Olímpicos. La veloz atleta, de 31 años de edad, espera sacarse una espinita que lleva clavada desde hace 4 años.