86 niños culminaron en Bogotá el primer semillero de Vaulting, o acrobacia sobre el caballo que es considerado el primer paso de la disciplina ecuestre.