Un equidna (mamífero similar en apariencia a los erizos) provocó todo un caos en Bathurst 1000 al deambular por la pista e interrumpir temporalmente la carrera anual de turismos que se celebra en Australia.

El puntiagudo animal nativo estuvo a punto de ser aplastado por varios automóviles que corrían alrededor de una pista a 300 km/h, al elegir un momento casi fatal para cruzar.

Le puede interesar: Alerta por carne de caballo que se estaría vendiendo para hacer empanadas, según la Fiscalía

Por fortuna, el equidna fue detectado a tiempo y el coche de seguridad se desplegó para recogerlo antes que algún auto le hiciera daño y a la vez causara un grave accidente en la carrera.

“En mi experiencia hemos visto canguros, hemos visto caballos, hemos visto árboles y agua y trozos de coches. Nunca hemos visto un equidna (…) Este lugar es una locura”, dijo Mark Skaife, uno de los corredores al periódico Daily Mail.

Aunque un equidna que detiene una carrera de autos es muy inusual y muy australiano, está lejos de ser la primera vez que un animal retrasa un evento deportivo.

Vea también: Dura despachada de “El Pibe” Valderrama por episodio en ascenso del Unión Magdalena