El futbolista de Ucrania, Roman Yaremchuk entró en el partido de Benfica ante Guimarães como suplente y recibió una ovación de pie por parte de la afición local, el pasado domingo.

El delantero comenzó el partido en el banquillo, pero se adhirió al juego en el minuto 62 y se le otorgó el brazalete de capitán. Así pues, cuando ingresó al campo los fanáticos locales aplaudieron al futbolista mientras expresaban su apoyo a Ucrania en medio de la invasión de Rusia.

Le puede interesar: Turquía cierra el Bósforo al paso de buques de guerra de todos los países

Las cámaras registraron el emotivo momento que conmovió hasta las lágrimas al futbolista Yaremchuk, quien hace parte del club Benfica.