Luego de la derrota de la selección Colombia frente a Perú en Barranquilla por las eliminatorias al mundial, varios hinchas chiflaron a los jugadores cafeteros por el resultado.

Mientras los jugadores salían de la cancha, los colombianos que estaban en el estadio mostraron su inconformidad con el resultado. El hecho molestó a James Rodríguez quien pidió aireadamente a la afición no hacer rechiflas.

El 10 de la selección se mostró muy molestó con el acto e indicaba con sus manos que eso no se hacía. Con el resultado 1-0 Colombia queda con un pie afuera del mundial de Qatar 2022.

Los aficionados gritaban groserías y alcanzaron a lanzar algunos artefactos al jugador, por lo que el personal de la delegación lo entró al camerino.