Un nuevo episodio de furia se registró en el historial del tenista australiano Nick Kyrgios.

El talentoso deportista disputaba una serie de dobles junto a su compañero Thanasi Kokkinakis, también australiano. La pareja logro imponerse a sus rivales, el alemán Tim Puetz y el neozelandés Michael Venus.

Si bien el compromiso los clasificó a la semifinal de Abierto de Australia, primer Grand Slam del año, un instante del juego dio de que hablar y se convirtió en tendencia.

Kokkinakis, su compañero, malogró un saque que terminó devolviendo uno de sus rivales. Pese a que la jueza anuló la jugada, Kyrgios lo contrarremató con rabia y la pelota fue a parar en la cabeza de un menor de edad, el cual lo impactó fuertemente.

Conozca más: (Video) Drama en la Copa Africana: Seis personas murieron en estampida de hinchas para ingresar al estadio

Le regaló una raqueta al pequeño

La reacción de Kyrgios fue de incredulidad y arrepentimiento; las miradas del estadio se dirigieron al pequeño golpeado, que no paraba de llorar desconsoladamente.

En otro instante del suceso, Nick Kyrgios hizo una señal con su raqueta con el fin de que se pausara el juego por un momento. Acto seguido, Kyrgios salió de la cancha, tomó una de sus raquetas y se la entregó al menor, como acto de disculpa.

El público aplaudió y elogió el gesto del tenista oriundo de Camberra. Finalmente, la pareja de Kyrgios ganó el duelo con parciales de 7-5, 3-6 y 6-3.