Muchas son las historias en el fútbol colombiano de aquellos que se llevan toda la atención de la prensa durante algunos días por su gran actuación en un partido, pero después se convierten en verdaderos anónimos. Uno de ellos es Wilberto Valencia, quien hace cinco años jugando para Millonarios le marcó dos goles al Unión Magdalena y al otro día era la gran revelación del fútbol colombiano… Y hoy qué anda haciendo?

Está como obrero en una construcción al norte de Bogotá. Se gana 23 mil pesos diarios y con apenas 24 años aún sueña con volver algún día a las canchas vistiendo la camiseta de un equipo profesional.

La tarde del 2 de Febrero de 2003 Wilberto Valencia se convirtió en toda una estrella, aquel domingo en Santa Marta el juvenil delantero de Millonarios marco dos goles ante el Unión Magdalena  una debut soñado.

Al día siguiente las cámaras no se cansaron de perseguirlo, hasta su casa llegamos para saber como era de la vida de la nueva promesa azul.

Hoy  la situación en bien diferente, ya no calza cómodos guayos ni viste la camiseta de Millonarios, tampoco juega todos los domingos.

Trabaja en esta construcción al norte de Bogotá

El comienzo en su nuevo oficio fue difícil, su nuevo lenguaje poco tiene que ver con goles y balones, hoy  cuenta varillas y bultos de cemento.

El hábil delantero no busca gambetas para hablar de lo que más extraña de su verdadera profesión.

Cumplirá 25 años en Enero, cuando espera estar entrenando con un equipo profesional.   Sus compañeros reconocen que el debería estar en otro lugar.

Publicidad

Wilberto “El temblor” Valencia, quiere que sus goles vuelvan,  y dejar atrás esos días en los que tuvo que cambiar el balón por la construcción.