Más de $156.000 millones pagó la Administradora de los Recursos de la Salud (Adres) en 2017 por concepto de gastos médicos, indemnizaciones por muerte y auxilios funerarios de las víctimas de accidentes de tránsito de vehículos no identificados, conocidos como carros “fantasmas”.

El número de afectados por esta causa, en 2017, ascendió a 99.836 personas, que se presentaron principalmente en Bogotá (18.511 víctimas), Atlántico (17.312), Valle (14.993), Córdoba (7.832) y Magdalena (6.444).

“Vemos que el número de afectados por los carros “fantasmas” va en aumento. Para el 2016, el Fosyga (hoy Adres) tuvo que costear las atenciones médicas y las indemnizaciones de 92.693 personas. Y para 2017 la cifra creció un 8%, llegando a los 99.836 afectados en accidentes de tránsito en donde los vehículos se evadieron”, aseguró el director de la ADRES, Carlos Mario Ramírez.

Estos gastos que ha pagado y reconocido la ADRES, corresponden a las reclamaciones presentadas por los centros médicos que brindaron la atención inicial y por los familiares de las víctimas.

“Cuando pasa este tipo de accidentes, el Estado a través de la ADRES, cubre los gastos médicos de los afectados hasta por 800 salarios mínimos diarios legales vigentes y las indemnizaciones por muerte y gastos funerarios por un monto equivalente a 750 salarios mínimos diarios legales vigentes a la fecha del fallecimiento”, agregó Ramírez.

Los familiares que demuestren el parentesco con las víctimas, así como los hospitales, clínicas o centros médicos que brindaron sus servicios de salud en estos siniestros, tienen hasta tres años para presentar sus reclamaciones ante la ADRES.