Desde que comenzó la parálisis de las actividades económicas por las medidas de aislamiento obligatorio frente al coronavirus, cerca de cinco millones de clientes bancarios, entre empresas y personas, han tenido que pedir periodos de gracia para el pago de sus deudas.

Un reporte de la Superintendencia Financiera revela que en medio de la crisis, la mayor cantidad de solicitudes de apoyo tienen que ver con deudas por tarjetas de crédito (2.119.849 solicitudes), seguidas por créditos de consumo (1.412.416), créditos rotativos (291.175), microcrédito (219.543), créditos de vivienda (169.770), vivienda de interés social (158.048) y créditos de vehículo (99.570).

El reporte indica que en total son 6.405.273 los créditos reestructurados que suman más de 110 billones de pesos.

Adicionalmente, la Superintendencia Financiera informa que para la semana del 4 al 10 de abril de 2020 se desembolsaron 3,026,757 créditos por valor de $4.37 billones.