Por decisión unánime y en respuesta a la necesidad de darle un mayor impulso a la economía en medio de la crisis, la Junta Directiva del Banco de la República redujo nuevamente su tasa de interés de 2,25 % a 2 %.

El gerente general del Emisor, Juan José Echavarría, explicó los aspectos que tuvo en cuenta el Emisor para recortar de nuevo los intereses a través de un comunicado en los siguientes términos:

  • La inflación en julio se ubicó en 1,97 % y el promedio de los indicadores de inflación básica en 1,76 %.
  • Las expectativas de inflación de las encuestas a finales 2021 se sitúan en 2,87 % mientras que las expectativas a dos años que se extraen de los papeles de deuda se sitúan en 1,56 %.
  • El resultado del crecimiento en el segundo trimestre confirma una demanda agregada débil, y excesos de capacidad productiva.
  • Los datos de junio reiteran el deterioro del mercado laboral y la reducción de los ingresos laborales.
  • Las condiciones de los mercados financieros han mejorado respecto al comienzo de la crisis y la alta liquidez de los mercados internacionales y locales se ha traducido en menores primas de riesgo soberano y en un adecuado acceso a la financiación externa.
  • Adicionalmente, se ha dado un ajuste del déficit de cuenta corriente que se espera continúe a lo largo del año y que refleja menores necesidades de financiamiento externo.

En estas condiciones, el balance de riesgos de la política monetaria sugiere la conveniencia de brindar un impulso adicional a la economía.

El impacto de la política monetaria será mayor en la  medida en que las condiciones de la pandemia permitan continuar la reapertura gradual de los distintos sectores.