La junta directiva del Banco de la República decidió, de manera unánime, mantener la tasa de interés en 4,25 % tras evaluar el estado de la economía y hacer un balance de riesgos.

Cabe recordar, que en septiembre la inflación anual se situó en 3,23 % y el promedio de las medidas de inflación básica bajaron nuevamente (3,28%).

El emisor sostuvo que dentro de otros aspectos considerados para mantener estable el interés, se destaca “la expectativa de inflación que registró leves cambios, pero manteniéndose por encima del 3 %”.  

Asimismo, se tuvo en cuenta “el precio internacional del petróleo y los términos de intercambio que continúan en niveles que favorecen el ingreso nacional”.