Colombia pidió este martes al Fondo Monetario Internacional acceso a una línea de crédito por 11.000 millones de dólares para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, que hace estragos en las economías globales.

«El Fondo Monetario Internacional en este momento está estudiando nuestra solicitud de que tengamos acceso como país a los 11.000 millones de dólares de lo que se llama la facilidad de liquidez», dijo el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla en un video.

Se trata de una línea de crédito a la que la cuarta economía latinoamericana puede acceder por «su buen manejo económico», agregó el ministerio en un comunicado.

Conocido como Línea de Precaución y Liquidez (LPL), este instrumento está destinado a «ayudar a los países a hacer frente a los shocks adversos», según explica el FMI en su página web.

«El gobierno está convencido de que es una tormenta [la pandemia], esto es un río caudaloso. Se nos cayó un puente, tenemos que hacer un puente provisional, pero vamos a llegar al otro lado», agregó Carrasquilla.

La decisión fue anunciada un día después de que el presidente Iván Duque prolongara el confinamiento nacional hasta el 27 de abril para frenar la expansión del COVID-19, que deja más de 1.700 contagios y 50 muertes en el país.

Publicidad

El gobierno anunció el 18 de marzo una batería de medidas económicas por unos 15.000 millones de dólares para enfrentar la pandemia que incluye créditos, subsidios a los más pobres y recursos al sistema de salud.

Aunque con un crecimiento mayor que el promedio regional en 2019 (3,3%), la economía colombiana lidia con un déficit en balanza de pagos equivalente al 4,3% del PIB y un desempleo que el año pasado se ubicó en el 11,2%, su tasa más alta en nueve años.

La crisis sanitaria está golpeando especialmente a los trabajadores informales (que representan el 47% de la población laboralmente activa) y amenaza con destruir cientos de miles de empleos.

«Falta plata»

Al gobierno «le falta plata y para eso son estos recursos que vienen del exterior», explicó a AFP el economista César Ferrari, profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá.

Ferrari sostuvo que acudir a fondos internacionales es «sensato» en momentos en que la economía colombiana está fuertemente golpeada por la baja del petróleo y la «parálisis» financiera que provoca una cuarentena, en vigor desde el 25 de marzo.

«Va a tener que llegarse de todas maneras a emisión primaria, porque, incluso con esos fondos, no creo que alcancemos a cubrir las necesidades de la economía», añadió.

El gerente del Banco de la República (central), Juan José Echavarría, estima que el nuevo coronavirus va a «frenar la economía», que tendrá un crecimiento «mucho menor» del 3,3% calculado por el emisor para 2020.

El gobierno lo estimaba en 3,7% antes de la crisis y aún no lo revisa.

Además, las finanzas colombianas se han visto golpeadas por la baja en los precios del petróleo, que representan el 9,3% de los ingresos del Estado.

Bogotá calculó el presupuesto nacional para 2020 con el Brent en 67 dólares, que cerró este martes en 22,28 dólares por barril, el nivel más bajo desde 2002.