2.7 billones de pesos invirtieron los colombianos de sus cesantías para compra de vivienda o mejoramiento de la misma, según informó Asofondos.

El director de Estudios Económicos de Asofondos, Jorge Llano señaló que también se utilizaron 1.7 billones de pesos para cubrir gastos por desempleo y 500.000 millones de pesos para educación de los hijos.

«El más bajo de todos los rubros es el de educación, tal vez porque la gente no sabe que esos recursos también se pueden utilizar para eso. Los beneficiarios pueden ser los hijos, el cónyuge o ellos mismos», indicó el funcionario.

Jorge Llano sostuvo que las cesantías solo se pueden utilizar para vivienda, educación y desempleo, pero que los colombianos las están utilizando para otras cosas.

«Para el caso de mejora de vivienda se tiene que demostrar que efectivamente es para eso. El problema es que la gente presenta una cotización de cualquier almacén y no tenemos cómo demostrar lo contrario», aseguró.

Agregó que, aunque los rendimientos de este año fueron del 12 %, para el próximo año no se augura una cifra similar, debido a la incertidumbre que genera un año electoral.

El año pasado fue muy bueno pero el tema de elecciones genera ruido, por lo que los rendimientos serán buenos el año entrante pero no tanto como este año

puntualizó.

Por su parte, el Fondo Nacional del Ahorro (FNA) recaudó más de dos billones de pesos por concepto de cesantías en 2017, teniendo en cuenta traslados e ingresos en horario extendido, lo cual representa un crecimiento del 11.96 % en comparación con el periodo de recaudo de 2016.