Voluntariamente 3.400 comerciantes del centro de Cali cerrarán sus establecimientos del 7 al 9 de agosto.

«Es duro para nosotros por el tema de la economía, pero estamos apoyando la salud de todos los caleños«, dijo el presidente de Grecocentro, Albeiro Aristizabal.

Mientras que en el oriente 350 locales no tendrán atención entre las 9:00 p.m. del domingo hasta el próximo martes 11 de agosto.

«Nosotros venimos respaldando esta iniciativa que nos va ayudar a disminuir la curva de contagio que hay en la ciudad«, afirma el secretario de Desarrollo Económico de Cali, Argemiro Cortés.

Durante el fin de semana se mantiene el toque de queda entre las 9:00 p.m. a 5:00 a.m.

Publicidad

Además, habrá control en 23 puntos viales y la próxima semana comenzarán los pilotos para la apertura de restaurantes.