De acuerdo con la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo (Fedesarrollo), en febrero, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), se mantuvo en niveles negativos y presentó una disminución frente al mes anterior, pero mejoró en todas las ciudades encuestadas y todos los estratos frente a febrero de 2017.

La reduccion frente a enero obedeció a una caída conjunta en los índices de condiciones económicas y expectativas del consumidor.

Al comparar los resultados de febrero con los de enero, se observa una disminución en la valoración del país, que se encuentra en terreno muy negativo, y en la valoración del hogar, que a pesar de la reducción continúa siendo positiva.

Con esa tendencia entonces el índice que en enero era de -5,4 % cayó al 7,8 % en el segundo mes del año, revela la encuesta de Fedesarrollo.

Mientras tanto en los 12 meses donde si se observó una mejora pasó de -24,3 % en febrero de 2017 a -5,4 % en parte por la afectación del primer trimestre del año por el aumento del IVA  al 19 %.

Por otro lado, la disposición a comprar vivienda aumentó respecto al mes anterior y frente a febrero de 2017, ubicándose en niveles positivos y superiores a los observados en cualquier mes desde finales de 2015.

Para la compra de bienes muebles y electrodomésticos aumentó frente a enero y frente a un año atrás, pero se mantuvo en niveles negativos.

La disposición a comprar vehículo se mantiene en niveles fuertemente negativos, con una disminución respecto al mes anterior, pero mayores a los de febrero de 2017.