Dos exministros y el director de Fedesarrollo coincidieron en señalar que usar la Línea de Crédito Flexible le permitirá al Gobierno cubrir las necesidades presupuestales derivadas por la pandemia del coronavirus.

El exministro de Comercio, Jorge Humberto Botero expresó que se trata de una especie de “salvavidas” para la economía.

“Se podrá “fortalecer nuestra balanza de pagos, esto quiere decir que no tendremos dificultades mayores para realizar las importaciones que la economía requiera y atender las obligaciones externas, tanto del Gobierno nacional como del sector privado”, dijo.

Colombia tiene acceso al crédito de emergencia del FMI desde 2009 cuando el entonces Ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga gestionó el acceso a dicho cupo.

“Es una señal de confianza en el país y un respaldo al manejo económico del Gobierno”, consideró Zuluaga.

Agregó que este crédito “da la tranquilidad para que con esos recursos el Gobierno nacional pueda financiar sin contratiempos, los programas para la generación de empleo y para apoyar a los sectores sociales más vulnerables y que más han sufrido con la crisis”.

Publicidad

A su turno,  el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía afirmó que la ampliación del cupo de endeudamiento por parte del FMI a Colombia “es un sello de respaldo, para el manejo macroeconómico y fiscal del País, que ha sido la tradición en muchas décadas”.