Este año el déficit fiscal habría terminado en 3,3% si se hubieran utilizado los $3,2 billones del remanente del laudo con las empresas de telefonía móvil. Sin embargo, se dejaron en reserva para futuras necesidades fiscales confirmó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

“Vamos a apoyar las necesidades fiscales de los siguientes años, de las siguientes vigencias. Ese excedente da tranquilidad del comportamiento fiscal”, dijo el Cárdenas, quien agregó que a pesar del menor recaudo de impuestos por parte de la DIAN, no fue necesario utilizar esos importantes recursos.

Por otro lado, informó que también hubo ingresos extra por cuenta de rendimientos financieros por $1,3 billones, de los cuales se destacan los recursos de la venta de Isagen, que están invertidos en bonos de la Financiera de Desarrollo Nacional, generaron rendimientos por $650 mil millones, mucho más que el dividendo que recibía la nación como accionista de Isagen.

En términos efectivos, el déficit de este año es 3,3% y no 3,6% pero cumplimos con el 3,6% y constituimos una reserva

Cárdenas

Dentro de los logros que destaca el jefe de la cartera de Hacienda se destaca que pese a la desaceleración económica en 2017, la reforma tributaria permitió incrementar el recaudo este año en 7,9%. Los ingresos tributarios pasaron de 13,6% del PIB en 2016 a 13,8% del PIB en 2017. El recaudo de IVA se incrementó en 23,7% anual, ascendiendo de 28,4 billones en 2016 a 35,1 billones en 2017.

Redacción Internet – CM&